Presentación oficial del DJI Mavic Pro

Presentación oficial del DJI Mavic Pro

PresentaciónRecientemente presentado en Lisboa, el nuevo drone Mavic Pro es la última novedad de la casa DJI, empresa líder en el sector. Salta a primera vista que se trata de un producto innovador, que destaca por su diseño extraordinariamente compacto gracias a los brazos de soporte de los motores y sus hélices que se pliegan bajo al cuerpo del drone, de modo que alcanza el tamaño de una botella de agua; fácil de transportar en su mochila.

En nuestra web encontrará información sobre cómo comprar el DJI Mavic Pro en España.

Las dimensiones y peso extremadamente reducidas del Mavic Pro no marcan una diferencia técnica respecto a los modelos más grandes de la gama, como el famoso Phantom 4. Este producto – que en algunos aspectos se puede llamar de nivel de entrada – ofrece todas las características de los modelos DJI más grandes, tales como sensores delanteros y traseros, la detección automática de obstáculos (desactivada a alta velocidad), el aterrizaje de retorno con piloto automático y la función de geofencing para mantenerse alejado de las zonas expuestas a las restricciones de vuelo.

Comprar

La velocidad máxima del Mavic Pro es alrededor de 65 Kmh, correspondiente al modo Sport, diseñado para los amantes de la emoción y de los juegos entre amigos. Además del modo Normal, es también interesante el modo Trípod que limita la velocidad a alrededor de 3,5 Kmh, claramente diseñado para una máxima capacidad de control en un área cerrada y una mejor precisión en la grabación cinematográfica.

El Mavic Pro cabe en una mano.
El Mavic Pro cabe en una mano.

Gracias a los muchos dispositivos de detección existentes, este drone de diseño innovador se caracteriza también por la flexibilidad de sus posibilidades de control. El sistema de guía Flight Autonomy representa una novedad exclusiva y se nutre de numerosas fuentes de datos, incluyendo un receptor GPS de doble frecuencia, los sistemas de navegación GLONASS y una serie de sensores redundantes para evitar colisiones, así como detectores ultrasónicos que pueden detectar obstáculos hasta distancias de 15 m. El sistema Precision Landing explota la grabación de vídeo realizada por cinco cámaras diferentes para realizar el descenso con el piloto automático, todo activado por un único comando: muy útil en caso de pérdida de señal del drone.

El resultado de la integración de estas tecnologías es claramente visible en la facilidad de uso resultante de la automatización de las diversas funciones, y en la estabilidad excepcional en vuelo, gracias a la junta universal, procedente de la gama superior de DJI. Características que, junto con el tamaño y el precio más bajo que los productos de las gamas superiores, hacen este drone aceptable incluso para los principiantes que buscan un producto de nivel óptimo.

De hecho, algunas de las características del Mavic Pro parecen diseñadas precisamente para atraer a aquellos que se acercan al maravilloso mundo de los drones, proporcionando una experiencia inmediata y adictiva.

Comprar

Entre ellas se encuentra el sistema de apuntamiento Active Track, ya presente en el Phantom 4, que le permite rastrear visualmente el objeto a seguir y recuperar. De acuerdo con lo expresado por la empresa durante la presentación a la prensa, el pequeño sistema del Mavic Pro ha sido mejorado para reducir el tiempo de reacción y el reconocimiento de sujetos. Esto es básicamente una función que le permite seguir un objeto en movimiento mientras graba. Además, gracias al llamado “Gesture Mode“, puede emitir verdaderos comandos gestuales al drone, para centrar la imagen a la hora de hacer selfies.

Otro punto a favor de la flexibilidad es el rango de control que – hasta la capacidad máxima de la tecnología utilizada – logra los notables siete kilómetros. Dadas las estrictas normas vigentes en Europa y en España, que requieren un control visual del drone, en realidad este es un límite superior a las necesidades de los usuarios.

Con su sensor de 12 MPX, puede producir secuencias de vídeo de calidad así como secuencias en cámara lenta respectivamente en 4K de hasta 30fps y en 1080p a 96fps, con un campo de visión de 78°.

La cámara del DJI Mavic Pro
La cámara del DJI Mavic Pro

Por supuesto, el drone también tiene otras interfaces de control: uno es el mando controlador, que también es muy compacto, con pantalla Full HD y controles muy precisos, que permiten ajustar, entre otras cosas, la inclinación de la cámara. Las palancas, con feedback táctil, indican al operador un eventual obstáculo en la ruta.